e

Historias de terror en casa

by • 30 octubre, 2012 • TOP 5Comments (42)1047

 

 

 

Las historias de terror no solamente viven en las películas y en las leyendas urbanas, en casa vivimos historias que despiertan nuestros miedos más profundos.

 

1.  La desaparición del Hada Madrina

El Hada Madrina del hogar es a quien difícilmente ves pero les has confiado tu casa.  Todo lo que  dejaste sucio y chochambroso aparece reluciente cuando abres la puerta al llegar de trabajar.  Tu casa huele a flores, tu ropa está lavada, planchada y colgada, tu baño está reluciente, tu cama está perfectamente tendida con sábanas limpias y quizá hasta comida casera hecha te dejó.

Si bien encontrar un Hada Madrina de confianza es todo un drama aparte, el día que ella desaparece vives una de las peores historias de terror de tu vida. Por más que lavas los platos y la ropa, trapeas y sacudes el polvo, nada es igual.    La llamas a los teléfonos que tienes, intentas investigar a través del Hada Madrina de la vecina si sabe algo de ella, del portero, en fin… La búsqueda desesperada es una de las pesadillas más terroríficas de nuestra vida cotidiana porque en ese momento, juras que nunca vas a encontrar a nadie como ella.

 

 

2.  Humedad

La humedad es un enemigo silencioso del hogar, puedes intentar ignorar sus primeras manifestaciones, pero conforme pasa el tiempo sabes que es un desastre a punto de suceder.  En los techos, en las paredes y en los baños, el solo hecho de pensar lo que puede suceder te da escalofríos.   Hay que hablar con el administrador del edificio (o con un experto en el tema si es en casa), ver cuál es al fuente del problema, si hay vecinos involucrados lidiar con ellos y prepararse para tener trabajadores unos cuántos días en casa  (mientras se llena de polvo, hay martillazos y huele a cemento fresco).

 

 

3.  De 9 a 6

Debería ser un término reconocido por la Real Academia Española.  Compraste un refrigerador, un sillón, un librero, contrataste un servicio o van a venir a revisar la conexión de Internet que ha fallado y te dicen que van a tu casa  “de 9 a 6 de la tarde”.   Después de 6 llamadas que empezaste a hacer a partir de las 2 preguntando el estatus del envío/servicio, cuando tu paciencia llegó al límite y no puedes más con la impotencia de ver tu vida en reposo y haber pedido un día laboral esperando, decides hacer una pausa de 15 minutos para: darte un baño, salir a comprar algo para comer, aprovechar para cruzar a la tintorería o ir por papel de baño al super de la esquina, es cuando llegaron (Ley de Murphy).   Recibes una nota diciendo que pasaron a las 5:50 pm a tu casa pero que no te encontraron, que reagendes la entrega/servicio.

 

 

4.  La plaga

Desde hormiguitas hasta termitas, ratones o ratas.  El terror de una plaga en casa sí es un infierno digno de una película (que ya las han hecho, por cierto).

Las plagas son enemigos en casa, te sientes invadido y observado, no puedes dejar de rascarte todo el tiempo (apuesto a que mientras estás leyendo esto ya te rascaste al menos una vez) y mientras acabas con ellas te sientes un huésped en tu propio hogar (ellas mandan).

 

 

5. El corte de televisión por cable e Internet

Ahora que venden estos servicios en conjunto, cuando los cortan por falta de pago o por fallas en el sistema, sientes que tu vida en casa no tiene sentido.

¿Y ahora qué vas a poder hacer si tu vida gira en torno a ellos?  Tienes tus series y programas por día y ni siquiera puedes ver los canales locales sin la señal de cable.  De leer u ordenar el clóset o los cajones ni hablemos… Eso se hace en otro momento, no cuando llegas de trabajar y quieres tirarte a ver tele y chismear el Facebook tranquilo.  Sentirte atrapado y aburrido en tu propia casa es de terror.

 

 

Related Posts

Comments are closed.