e

5 achaques que padeces cuando termina el horario de verano

by • 26 octubre, 2012 • TOP 5Comments (1)1081

 

 

Este domingo a las 2:00 am finaliza el horario de verano y nos es devuelta una hora de nuestro día que había sido robada en abril.

 

1. Vitalidad

El domingo que oficialmente amaneciste con una hora más de tu día, tienes ganas de devorar al mundo en una mañana y planeas 28 cosas para hacer (total, “madrugaste”).  Una hora después, estás tirado en tu cama igual que todos los domingos a medio día.   El fin del horario de verano te devuelve una hora, pero no hace milagros.

 

 

2. Puntualidad

¿Pensabas que porque te levantaste antes que el despertador ibas a lograrlo? Aunque juraste que ahora sí vas a poder llegar a tiempo a la oficina, sigues llegando con el mismo retraso por confiado.

 

 

3. Hambre

No tienes ganas de desayunar huevo revuelto con chorizo a las 7:00 am (que en realidad para ti son las 6 am) ni comer sopita de pasta a la 1:00 de la tarde.  Tu reloj biológico no falla y tarda aproximadamente una semana en ajustarse.

 

 

4. Escape

Saliste a la terraza a fumar con tus colegas para regresar a guardar y apagar tu oficina.   Estás listo para emprender la huida con llaves del coche en mano hasta que te das cuenta de que aunque ya sea de noche, todavía te falta una hora para poder salir oficialmente de trabajar.

 

 

5. Sincronización

Afortunadamente ya la mayoría de los aparatos lo hacen solos, pero hay muchos otros que no y se tiene que realizar la labor de sincronización manualmente.  Cuando crees que ya acabaste de sincronizar  todos tus relojes, te subes el lunes al coche para ver que el reloj marca una hora más. Este es el pretexto perfecto para arrancar un tradicional lunes de mal humor.

 

 

 

Related Posts

Comments are closed.