e

Las propiedades del té

by • 13 octubre, 2014 • Sin categoríaComentarios desactivados en Las propiedades del té1504

 

En Latinoamérica no tenemos una verdadera cultura del té, porque somos productores de café y otras bebidas. Sin embargo las propiedades del té, propiamente dicho, son increíbles y pueden ayudarnos a llevar una vida sana. Aquí te dejamos 5 cosas que tienes qué saber para comenzar a beber té de la mejor manera.

1. El té es una planta. Estamos acostumbrados a decir «té de manzanilla», «té de yearbabuena», «té de limón», sin embargo esos no son tés, son infusiones. El té viene siempre de una planta llamada Camelia Sinensis, nativa de Asia, aunque hoy se cultiva por todo el mundo. El té negro, té verde, té blanco y té rojo (también llamado «ulong»), vienen de esta misma planta y son tés auténticos.

2. El té no tiene teína. Muchos hablan de «la teína», pero esa sustancia no existe. El verdadero té tiene una sustancia llamada Teobromina, que también tienen el chocolate y el café y que ayuda a alertar los sentidos. Se recomienda consumirlo para sustituir al café, pues dota el cuerpo de energía de una manera más moderada y durante más tiempo, a diferencia del café, que provoca golpes de energía que, al desaparecer, nos dejan agotados y sin ganas de hacer nada.

3. Tiene antioxidantes. El té tiene muchos antioxidantes, lo cual puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer en el cuerpo, sobre todo los relacionados con la obesidad. Esto además te ayudará a sentirte mejor durante el día, pues oxigena tus células más de lo usual.

 

4. Se toma a cualquier hora. No hay algo como «La hora del té» La gran variedad que existe en té te permite tomarlo a toda hora. Para la mañana recomendamos la variedad English breakfast, que te ayudará a despertar. A medio día un té verde es una buena opción para llegar tranquilamente a la comida, pues ayuda disipar el hambre y a media tarde un té ulong es el mejor para darte ese poquito de energía que te falta y acabar todos tus pendientes.

5. Hay qué evitar el azúcar. Mucha gente le pone mucha azúcar a su té, pues están acostumbrados que sepa algo así como el Nestea. No existe nada más perjudicial para el té, pues el azúcar deshace los antioxidantes, concentra la teobromina y en tu cuerpo favorece la obesidad y la diabetes. Si quieres que tu té sepa ligero, procura remojar pequeñas cantidades en tu agua caliente en lugar de retacarlo de azúcar.

¿No se te antojó un tecito?

 

 

Related Posts

Comments are closed.