e

¿Por qué rompes la dieta?

by • 5 agosto, 2013 • SALUDComments (1.012)8963

 

dieta

Hoy en día es imposible encontrar a una persona que no se haya sometido a una dieta alguna vez.   Desafortunadamente, nuestro peso tiene una connotación estética contundente hoy en día, la gran mayoría de los estereotipos de belleza establecidos se basan en hombres y mujeres delgados (muy por debajo de su peso ideal), sin embargo, más allá de una cuestión meramente estética, estar en el rango de tu peso ideal es una cuestión de salud para evitar desarrollar enfermedades que pueden ser fatales.

La dieta es un elemento clave en nuestras vidas, al ser el plan alimenticio balanceado que rige nuestro día a día.  El odio hacia éstas es cuando son bajas en calorías y suprimen nuestros alimentos favoritos altos en carbohidratos y azúcares.

Una vez que se tomó la decisión de hacer una dieta es muy importante no romperla, ya que su éxito se basa en la paciencia y la constancia; estas son 5 cosas que te hacen sucumbir y romper la dieta.

 

1. La dieta es demasiado estricta y no se adapta a tu estilo de vida

Este es uno de los casos más comunes, decidiste empezar la dieta más nazi del mundo cuando sabes que tu rutina se puede complicar y fácilmente te puede orillar a romperla.   Por más efectiva que parezca, no te vayas al extremo; elige una dieta que  te sea  fácil llevar.

 

2. Inventas tu dieta

Error garrafal, una dieta siempre debe ser diseñada por un profesional porque ellos saben perfectamente cuántas calorías necesitas ingerir para que tu cuerpo no se sienta débil y reaccione positivamente a un cambio de alimentación.  Aunque sea por 3 kilos, acércate a un nutriólogo para que diseñe la dieta que debes seguir.

 

3. No  monitoreas tus avances

Esto es más típico de los hombres, empiezan a sentir apretado el pantalón, suspenden algunos carbohidratos al día (asumiendo que eso es su dieta) y nunca se pesan para ver el avance.   Esto no debe suceder, parte de la motivación de una dieta es ver los avances, la báscula es el primer paso para probarte de nuevo ese pantalón que te quedó apretado y ver cómo ahora te queda perfecto otra vez.

 

4. Falta de apoyo

Cuando empiezas una dieta  necesitas platicarlo con las personas que están a tu alrededor.  Todos sabemos lo difícil que es tener la fuerza de voluntad para hacer una dieta y si sabemos que alguien más lo está haciendo, es muy probable que seamos más cuidadosos a la hora de elegir el lugar al que vamos a ir a comer o de preparar la comida.

 

5. No te lo tomas en serio

Empezar una dieta es algo muy serio porque quiere decir que estás cambiando tus hábitos para estar mejor y tener una vida más saludable.  No lo veas como algo restrictivo ni  a corto plazo, una alimentación balanceada es para toda la vida. Las dietas te enseñan a comer y a combinar los alimentos para que tu metabolismo funcione mejor, no olvides que la comida es el combustible del cuerpo y que tenemos que darle alimentos de calidad para que funcione mejor.

 

 

Related Posts

Comments are closed.