e

Por qué es peligroso comer en tu escritorio

by • 4 marzo, 2013 • SALUDComentarios desactivados en Por qué es peligroso comer en tu escritorio4898

computadora comida

A todos nos ha pasado, de pronto el tiempo nos traiciona y no podemos darnos ni siquiera media hora para movernos de lugar y comer tranquilos, entonces optamos por pedir algo (o calentar comida) y comer en el escritorio suponiendo que vamos a avanzar con nuestros pendientes mientras tanto.   Tenemos malas noticias (que en realidad son buenas) para quienes han hecho de esta rutina un hábito, a partir de que lean esto no van a querer volver a hacerlo, así que piensen dos veces antes de seguir.

Comer frente a la computadora es muy peligroso para tu salud, ya que un escritorio de trabajo (aunque se le pase el trapo a diario), es considerado uno de los ambientes más contaminados que existen.  Solamente el teclado y el mouse contienen aproximadamente 300 veces más bacterias que un baño.

No conforme con este dato aterrador, recientemente la Universidad Ucraniana de la Ecología Humana  hizo un estudio en donde los científicos colocaron frente a una computadora una serie de alimentos y los analizaron 2 horas después, el estudio arrojó que el campo electromagnético de una computadora destruye la estructura molecular del agua y la comida, lo cual puede provocar que esos alimentos poco a poco empiecen a ser nocivos para nuestra salud.   Las alteraciones moleculares que encontraron podrían desarrollar  alergias, infecciones e inclusive enfermedades como Alzheimer o Parkinson a muy temprana edad.

Al comer, nutrimos a nuestro cuerpo y eso merece de toda nuestra atención o de lo contrario, se puede generar sobrepeso.  No es un mito, ya que esto está científicamente comprobado también por la Universidad de Bristol (Reino Unido), en donde estudiaron a un grupo de hombres y mujeres que comen diariamente frente a su computadora.   Además de la lenta quema de calorías por no tener movimiento, encontraron que la gente que no prestó atención a su comida y comió a bocados frente a la computadora, comieron comida chatarra al menos 3 veces durante la tarde (al no haber quedado satisfechos), mientras que los demás que se tomaron media hora para comer en otro lugar prácticamente no ingirieron más que líquidos y, si acaso, una colación por la tarde.

Habrá que pensarse dos veces el comer frente a la computadora otra vez, quizá si eliminamos las escapadas al Twitter, Facebook y chats, podamos lograrlo.

 

 

Related Posts

Comments are closed.