e
late

¿Tarde otra vez? Tips para ahorrar tiempo en la mañana

by • 6 octubre, 2014 • MI CASA ES TU CASA, TOP 5Comentarios desactivados2045

 

Aceptémoslo: la mayoría de las veces se nos hace tarde para ir al trabajo. Salir con tanta prisa hace que se nos olviden cosas o nos arreglemos a medias. Estos 6 tips te ahorrarán mucho tiempo por las mañanas y en una de esas (si los sigues al pie de la letra), podrás dormir un poco más.

Si andar a prisa te pone muy de malas, te recomendamos poner tu estación de radio o música favorita. Inmediatamente mejorará tu humor. Y ahora sí: ¡a empezar el día con el pie derecho!.

1) Mantén tus cosas organizadas

Si mantienes tus cosas en orden: ropa, accesorios, closet, llaves, etc, sabrás perfectamente dónde está cada cosa y no perderás tiempo buscando.

2) Planea la noche anterior
Elige la ropa que te pondrás un día antes. Si haces ejercicios matutinos en algún club deportivo, deja echa tu maleta. Si te es posible, prepara tu desayuno, o aunque sea deja lista la mesa con los cubiertos, platos, cereales, miel y alimentos que no necesiten refrigeración.

3) Apaga el televisor y deshabita el Internet del celular

Muchas veces la tentación nos gana, y aunque estemos muy a prisa perdemos tiempo viendo mails, o el timeline de Twitter. Te recomendamos apagar el televisor y configura tu celular en modo avión, así será más difícil caer en la tentación.

4) Maquíllate antes de cambiarte

Es mejor que te maquilles antes de cambiarte: si por las prisas ensucias tu ropa, perderás tiempo en buscar qué te pondrás.

5) Maquillaje inteligente

Si usas las yemas de los dedos en vez de buscar cada brocha para aplicar sombras, ahorrarás mucho tiempo. Si ya vas muy tarde, prueba pintarte los labios con un lipstick de color fuerte (rojo o morado), un poco de rímel y listo: parecerás perfectamente arreglada.

6) Haz las cosas en orden

Típico: por las mañanas tienes tanta prisa que vas del baño, a la cocina, a tu cuarto, de regreso al baño. Trata de hacer todo lo que tengas que hacer en el baño, antes de pasar a tu cuarto a cambiarte. En tu cuarto haz todo lo que tengas que hacer, antes de pasar a la cocina. Te recomendamos establecer una rutina que sigas todos los días para que hagas las cosas en automático, y no corras de un lado al otro tratando de recordar qué te falta, o qué tienes que hacer.

 

 

Related Posts