e

Cómo entrenar a un cachorro

by • 20 agosto, 2014 • MASCOTAS, TOP 5Comentarios desactivados en Cómo entrenar a un cachorro2088

 

Para entrenar a un cachorro necesitas enseñarle tres cosas básicas: Dormir en una jaula o caja, cómo caminar con una correa y detenerse ante una seña. Estas lecciones le ayudarán mucho a convivir con una familia y a hacer más cómoda la relación  entre tú y él.

1. Dormir en una caja: Los perros son animales de nido naturalmente, así que, a pesar de que suene extraño, disfrutan dormir en espacios cerrados. No permitas que duerma en tu cama hasta que haya aprendido a dormir en la caja: Esto te ayudará a alejarlo de la cama cuando quieras usarla para ti (como en la visita de tu galán o galana) o tengas que transportarlo en una perrera móvil. Para entrenarlo, coloca su caja y su cama cerca de donde duermes tú, que eres su «líder de la manada». Para entrenarlo mételo en la caja varias veces al día por unos minutos. Si se sale, vuélvelo a meter, hasta que no se salga. Cuando se quede dentro, prémialo con un poco de comida (pueden ser premios de marca o pedacitos de salchicha). Por la noche repite la operación, hasta que se duerma. En menos de una semana de ese ejercicio diario dormirá sólo en la caja.

2. Sácalo a pasear con correa con él caminando a tu lado: en tu puño izquierdo coloca premios, ponlo frente a la nariz de tu perro y di firmemente «camina». Empieza caminar y que el perro te siga cerca. Frecuentemente saca uno de los premios y dáselo. Es importante que en tu mano derecha tengas más premios, para poder rellenar la mano con la que guías. Si tu perro se aleja, detente de inmediato y llámalo por su nombre, moviendo la mano de los premios para que vuelva a tu guía. Este entrenamiento tomará un par de meses; cada semana de progreso espacia más la frecuencia de los premios que le das. Al final, caminará a tu lado con o sin correa y sin tironearse de ella. Eso sí, recuerda por el resto de su vida juntos que al final de cada paseo debes darle un premio para felicitarlo por ser tan buen perro.

3. Durante los entrenamientos de caminata, cuando ya camine a tu lado sin jalonear con facilidad, detente y repite firmemente la orden que usarás para detenerlo, por ejemplo «ALTO». Cuando el perro se detenga dale un premio. Comienza haciendo con ritmo (por ejemplo, 15 segundos de caminar y luego detenerse) y luego ve practicándolo al azar. Esta habilidad podrá salvar la vida de tu perro, pues sabrá que la palabra ALTO significa dejar de moverse.

Por último no lo olvides: tu perro te ama y para él, eres IN-CRE-Í-BLE. Trátalo con el cariño y respeto que merece a cambio. ¡Que tu perro sea tu mejor compañero!

 

 

Related Posts

Comments are closed.