e
aa69817b266483f3050006e40a47161d

Besar a tu perro: la peor idea del mundo

by • 16 julio, 2014 • MASCOTASComentarios desactivados2107

 

Si adoras a tu perrita o perrito y te encanta darle besos en el hocico, es momento de que te detengas: podrías poner en riesgo tu salud (y la de tu pareja o roomie –si es el caso–). Hay un sinfín de bacterias en ambas bocas que pueden transmitirse al hacerlo.

Pruebas

En el 2011 investigadores japoneses recolectaron la placa dental de 66 perros y 81 humanos que visitaban escuelas de entrenamiento canino y clínicas de animales en Okayama, Japón. Al examinar las muestras, se demostró que ambas bocas contenían bacterias que podían transmitirse a través de un beso.

Se encontraron bacterias muy ligadas a la periodontitis, una forma de enfermedad de las encías que según el Centro de cirugía oral y veterinario dentista Pacific Northwest, puede conducir a enfermedad cardíaca, renal y diabetes. Se cree que la periodontitis es la primera causa de pérdida de dientes en la edad adulta.

La Biblioteca Nacional de Medicina informa que la periodontitis se da como una complicación de la gingivitis, una infección que ocurre cuando diversas bacterias se acumulan entre las encías y los dientes. Algunos de los síntomas son mal aliento, encías inflamadas sangrantes y dientes flojos.

La boca de tu perro NO está más limpia que la tuya

Y para acabarla de amolar, si creías que la boca de tu perro está más limpia que la tuya: error, eso es puro mito. Dicho estudio, reveló la presencia de tres bacterias orales en el hocico de los perros que causan enfermedades en humanos: Porphyromonas gulae, Tannerella forsythia y Campylobacter rectus. Mientras que en las bocas humanas, la presencia de estas fue mucho menos frecuentes.

Para leer el estudio completo da click aquí.

Más pruebas para que dejes de hacerlo

En un estudio hecho por la mano derecha de Oprah, el Dr. Mehmet Oz, demostró que si eres dueño de un perrito escavador entonces darle besos puede poner en riesgo tu salud. El hotdog que encontró en la basura, o el excremento que olió, pueden estar llenos de bacterias como el parásito Toxocaara canis, Salmonella, Giardia lamblia, nematodos, y muchos otros altamente dañinos para ti, o tu pareja, o con quien sea que compartas tu hogar.

Sabemos que es un animalito adorable, pero mejor piénsalo dos veces la próxima vez.

 

 

Related Posts