e

Tipos de anfitrión

by • 3 mayo, 2013 • DRAMARAMAComentarios desactivados en Tipos de anfitrión8042

 

anfitrion

 

Hoy por hoy el mejor plan del adulto contemporáneo es la reunión casera, sin embargo, no siempre a todos les gusta recibir gente en su casa.  Más bien se va haciendo un compromiso del que no te puedes zafar porque ya hubo reunión en todas las casas de tus amigos y solamente falta la tuya.

Hay muchas guías y manuales para los buenos anfitriones, pero son realmente obsoletas para nuestros tiempos.  Más allá de los modales y cortesía, hemos detectado 4 tipos de anfitriones a los que nos enfrentamos hoy en día

 

El espléndido

Ser invitado a casa del anfitrión espléndido es un verdadero placer, ya que todo es impecable .  Lo notas desde que entras a su casa y ves que hubo en esfuerzo para poner la mesa, ya hay botanas en la sala y te recibe con un buen vino.

El espléndido es el típico que no pide que le lleves nada “mas que tu presencia”, porque seguramente tiene planeadísimo el menú y no quiere ni que el vino ni el postre contrasten.  Tiene el playlist perfecto que a todos les gusta y la comida siempre es deliciosa.

Las reuniones en casa del espléndido pueden terminar a las 5 de la mañana sin que nadie se dé cuenta porque seguramente alrededor de las 3 volvió a dar algo de comer (aunque sea botana “reloaded”) y todo el tiempo se le vio feliz de recibir a sus amigos en casa.

 

El inexperto

Es todo lo opuesto al espléndido.  El inexperto externa la invitación a su casa acompañada de un “no tengo tantas sillas ni vajilla, pero ahí nos acomodamos”.  Invariablemente tienes que llegar a su casa con:  una botella o botana o un postre o una ensalada (o todo junto) y probablemente 5 minutos antes de llegar a la cita, te pedirá que pases a comprar hielos y/o cervezas.

La comida oficial de la casa del inexperto son las pizzas (que pide media hora antes de que cierre la pizzería), pero eso sí, no te va a dejar pagarlas.

La cena en casa del inexperto es un arma de dos filos, porque o todos se ponen muy mal por ingerir alcohol con papitas y 2 rebanadas de pizza fría o salen todos corriendo a la 1:30 am a la primera taquería que encuentren abierta porque no pueden más del hambre.

 

El mala copa

Pocas cosas peores que el anfitrión mala copa.  La actitud oficial es: “estoy en mi casa y no tengo que manejar a ningún lado”.  Entonces, te recibe con una perla negra o con un shot para “entrar en calor” y no te va a dejar en paz aunque le digas que estás tomando antibiótico, que tienes que trabajar al otro día o que te inventes un embarazo falso.

El anfitrión mala copa tiende a intensear a sus invitados con: su guitarra y un amplio repertorio de canciones (normalmente de trova) o fotos de su último viaje/boda/bautizo del chamaco.

Lo bueno de la casa del mala copa es que seguramente siempre habrá mucha comida, ya que casi siempre está consciente de que debe alimentar  bien a sus invitados porque la noche será larga

 

El promedio

Cuando las reuniones son en casa del anfitrión promedio, hay papitas pero también hay botanas caseras, pidió vino o postre a sus invitados y seguramente cocinó ese platillo que sabe que es su especialidad y con el que querrá apapachar a los invitados.

En la casa del anfitrión promedio cada quien se sirve su plato y se acomoda para comer en cualquier lado, ya sea en la mesa o en la sala alrededor de todos.  Difícilmente pondrá una mesa con lugares asignados porque le gusta que la reunión sea lo más casual posible.

Los invitados suelen estar muy cómodos en estas reuniones, a tan solo un par de horas transcurridas, irán solos a la cocina a servirse algo de tomar, traer más hielo o a rellenar el bowl de papas.

El promedio tendrá un iPod en shuffle que en algún momento de la noche lo traicionará ventilando algún gusto culpable, cosa que probablemente no le importará.

 

 

Related Posts

Comments are closed.