e

Pareja de tu roomie: Un extraño en casa.

by • 5 agosto, 2014 • DRAMARAMA, TOP 5Comentarios desactivados en Pareja de tu roomie: Un extraño en casa.2304

 

Es bien común que uno de tus roomies consigue pareja y, de la noche a la mañana estás viviendo con un extraño más en tu casa. O, peor aún, que tú, en tu ceguera de amor, no te des cuentas de que tus roomies están bastante molestos con la permanencia de alguien que no había sido pactado desde el principio bajo el mismo techo.

Admitámoslo, es fácil que “un par de noches a la semana” de dormir juntos puede convertirse en un dos por tres en “un par de noches que NO duermen juntos”. Con ello vienen todos los problemas comunes, multiplicados por dos: Pelos extraños en el baño, más gasto en los servicios, comida que desaparece misteriosamente del refri, etcétera.

 

¿cómo lidiar con eso? Aquí 4 consejos para llevar la fiesta en paz.

1. Háblalo con tus rommies. No importa si tú eres víctima del nuevo ente o quien lo llevó a casa; háblalo. La comunicación es básica en cualquier roomiato y de ella debe crecer todo lo demás. Siéntate en la cena con todos tus roomies y toca el tema de frente, dándole la importancia que se merece, sin disminuirlo o exagerar. En cualquier caso ten listo un calendario con las últimas veces que el susodicho ente ha dormido ahí, para poder argumentar con bases. Luego, pide amablemente que cumpla unas reglas básica (como no usar el baño en ciertas horas para no estorbar, o no salir en calzones, o no comer la comida de otros) y asegúrate de que sean informadas al extraño.

2. En lugar de ver con desagrado al no-invitado, dale una oportunidad; muchas veces somos víctimas de nuestros propios prejuicios y no nos damos chance de ver más allá. Puede ser que encuentres una gran sorpresa en esa persona, alguien razonable y con quien se puede charlar. Aunque eso no aliviará la visita inesperada, por lo menos la hará más agradable.

3. En caso de no mejorar el asunto después de un par de semanas, procura hablar seriamente uno a uno con la persona indicada: tu roomie enamorado. Pídele de favor que en serio, esa persona tiene hábitos que dificultan seriamente la convivencia. Muéstrale el otro lado de la moneda ¿Qué haría si tú traes a tu pareja a vivir sin que pague una renta o respete las reglas del hogar?

4. Nunca olvides que tú también te has enamorado alguna vez, y no siempre has tomado las mejores decisiones en ese periodo. Por eso, tenle paciencia a tu roomie.

 

 

Related Posts

Comments are closed.