e

Lo que no se debe hacer en la comida navideña laboral

by • 9 diciembre, 2013 • DRAMARAMAComentarios desactivados en Lo que no se debe hacer en la comida navideña laboral6684

 

No importa el tamaño de la empresa para la que trabajes (o en el mejor de los casos, seas dueño), hay reglas que se deben respetar en las comidas de navidad si es que quieres regresar a trabajar con la conciencia limpia el 2 de Enero.

Hay muchas cosas que no se deben hacer, pero siendo realistas, si la fiesta se te salió de control y estás sumergido en una increíble borrachera, procura acordarte de estos consejos (no perdemos nada con intentarlo).

 

Emborrachar a todos

No porque tú estés agarrando la fiesta y desquitando el consumo libre, tu misión es que todos salgan ahogados.   Obligar a tomar a alguien que no tiene tantas ganas en una fiesta hace que el ambiente se tense y que conviertan tu increíble parranda en un mal viaje.  Quien quiera beber y brindar contigo adelante, quien no… Ellos se la pierden!

 

Netear con la gente

La “neteada” normalmente viene de la mano de una muy buena guarapeta, si te la llevas tranquila, lo más seguro es que tú seas víctima de la mala copa de alguien más y te declaren su amor/odio/admiración/respeto/envidia/tristeza/coraje/enojo.   Si vas a decirle a la gente lo que realmente opinas de ella de corazón, por qué no hacerlo sobrio?

Otro factor importante que debes considerar es que en esos momentos en los que vuelan papelitos por la pista y están por hacer la rifa de regalos A NADIE le importa tu historia de vida ni tus tragedias familiares de temporada.

 

Atosigar al jefe

Es obvio, hasta el jefe bajó la guardia y todos están en un ambiente festivo y emotivo (sobretodo, después de las palabras que él dedicó a todo el equipo).  Pero no te confundas, no porque te dio un abrazo y te agradeció ser parte del equipo es tu nuevo mejor amigo.

La gente suele abusar de este tipo de convivios para querer ser el nuevo consentido y hacerle saber al jefe lo comprometido que está con la empresa.  No es necesario… Las palabras de amor y respeto para el jefe en una comida navideña  (al igual que las servilletas) se las lleva el viento.

 

Bailar “sensualmente”

No es un mito, el alcohol te da super poderes para bailar sensualmente e inclusive puede exhibir a la Teibolera o Magic Mike que llevas dentro.  Perrearle al jefe y arrimar a la hora de la quebradita a l@s compañer@s de la oficina difícilmente te va a dejar algo bueno.   Por tu bien, procura no dejar salir a ese tigre/tigresa que llevas dentro en la comida navideña.

 

«Perder»

Todos somos humanos y cometemos errores, pero si hay algo que a estas alturas tenemos medido es nuestra tolerancia al alcohol.  Cuando vomitas y/o estás bulto, oficialmente has perdido.

El “Perder” tiene un efecto  muy poderoso en los demás, ya que a partir del momento en que te vieron vomitado y/o en estado catatónico, su percepción de ti no es la misma.  Lo más seguro es que el numerito te lo restrieguen el primer día que regreses a la oficina y que indiscutiblemente  ganes el mote de “el pedas” o “el mala copa” (si bien te va).  Si no estás entre amigos y son solamente compañeros de trabajo, para qué arriesgarse?

 

 

Related Posts

Comments are closed.