e

Cómo hacer Home Office y no morir en el intento

by • 16 abril, 2013 • DRAMARAMAComments (725)4599

 

homeoffice

Hoy en día cada vez más compañías apoyan el concepto de “Home Office”, esto es que sus empleados trabajen cómodamente desde sus casas, pero con la obligación de cumplir con sus proyectos  en la fecha de entrega acordada por ambas partes.

Pareciera que es un sueño hecho realidad, sin embargo no funciona para todo el mundo.   Los pros pueden ser al mismo tiempo contras, como por ejemplo: trabajar en pijama, manejar tus horarios, comer en casa y que la oficina sea tu hogar.

Por eso hoy te damos 5 consejos para hacer Home Office profesionalmente.

 

1. Define tu espacio

Si vas a hacer Home Office tienes que definir el espacio en donde trabajarás todo el día.  Necesitas un escritorio en donde puedas tener todo lo que necesitas a la mano y hacer de él tu único espacio de trabajo, de esta manera no estarás deambulando en la casa y te concentrarás mucho más fácil.  Si el Home Office es obligatorio un par de días por enfermedad, ahí sí date el gusto de trabajar desde la cama, no todos podemos hacerlo.

 

2. No trabajes frente a la televisión

Este es un clásico (y quien haya hecho Home Office lo validará), prendes la computadora pero al mismo tiempo pones la tele para que te “acompañe”, dado que no tienes el ruido de la oficina y la distracción de los compañeros “platicadores” te hace falta ese ruido complementario.   ¡Error! Aprovecha el silencio y la tranquilidad de tu casa para concentrarte y acabar tus pendientes más rápido.

El gran peligro de la televisión es que si te enganchas con alguna serie o programa lo más seguro es que botes tu trabajo por (mínimo) un par de horas y esas las vas a tener que reponer más tarde.

 

3. Aprende a manejar tus horarios

El tiempo puede pasar más rápido (o más lento) haciendo Home Office, el principal problema es que al ser tu casa tu oficina, realmente nunca dejas tu lugar de trabajo.   Si vas a hacer Home Office por varios días necesitas tener muy claros estos horarios:

 

  • Bañarte
  • Desayunar
  • Empezar a trabajar
  • Comer
  • Terminar el día laboral

 

4. Cuida tus comidas

Es un sueño guajiro para quienes no lo tenemos, el pensar en comer diario en casa (sobretodo porque puedes ahorrar y cuidar mucho más de cerca tu alimentación) es lo ideal para cualquier persona, sin embargo, al estar todo el día en casa la comida puede ser tu peor enemigo, ya que tienes todo a la mano y en teoría, puedes hacer las escalas que quieras a la cocina y picar: papitas, galletitas, cereal, golosinas, entre otras muchas cosas que normalmente no comerías en la oficina a toda hora.

 

5. Programa salidas diarias

Ya sea para ir al supermercado, desayunar o comer con un amigo, ir al banco, al gimnasio o por un café, programa una salida diaria dentro de tu esquema de Home Office.  Quizá estas actividades las puedes realizar a media tarde al terminar tu jornada laboral casera, u ocupando los tiempos de desayuno o comida si vas a ver a algún amigo.   Esto te va a obligar a bañarte y arreglarte y no quedarte en pijama todo el día para darte un baño en la noche y ponerte una nueva.

 

 

Related Posts

Comments are closed.