e

5 personas con quienes NO puedes pelearte cuando te mudas

by • 4 octubre, 2013 • DRAMARAMAComentarios desactivados en 5 personas con quienes NO puedes pelearte cuando te mudas6562

 

mudanzaCuando te mudas de casa, hay personas clave con quienes no puedes pelearte, si lo haces, prepárate para que la convivencia en tu nuevo lugar se convierta en un infierno.

 

1. La mudanza

Pelearse con los señores de la mudanza es como darse un tiro en el pie, excepto porque duele más cuando te rompen la caja de platos o rayan la pared recién pintada que te costó 8 llamadas de negociación con el arrendatario.   Si las cosas empiezan a tensarse y el grito es inminente, descansa 5 minutos y comparte una coca-cola fría con ellos. El panorama cambiará drásticamente.

 

2. El viene-viene

Así es, no porque te mudaste las cosas cambiaron.  En tu nueva casa también hay un viene-viene. Se sienten poderosos por una razón muy sencilla: tienen el poder, ellos ya están organizados para que las 24 horas haya botes de concreto apartando lugares y están arreglados con las patrullas para que no pasen las grúas.    Piensa dos veces cuando te quieras pelear con él, es muy probable que tu coche y el de tus visitas amanezcan rayados o con llantas ponchadas.

 

3. El portero

El portero es tu aliado número uno, es realmente quien tiene el control de quién entra y sale de tu casa y eso es información valiosísima (para un ladrón o una ex-novia psicótica). Te hace el paro para recibir la correspondencia, los muebles, abrirle a la empleada doméstica, lavar el coche y a veces hasta te ayuda a controlar la fuga de agua del lavabo.    Pelearse con el portero jamás es opción, por el contrario, hay que tener claro que la primera prueba es ganarse su cariño.

 

4. Los vecinos

Los vecinos son quienes más motivos dan para explotar.  Música fuerte, fiestas, elevador asqueroso, bebés llorones, usurpación de estacionamiento, en fin… Todos los días los vecinos pueden sorprender con algo nuevo.  En las peleas con vecinos es muy probable que siempre salgas perdiendo, sobretodo, cuando eres  «el nuevo del edificio», hay que ganarse a muchos vecinos aliados y tener historial limpio de, mínimo 1 año, como para iniciar una batalla campal que probablemente nunca se resuelva.   Ante una pelea de vecinos se aplica el «quien esté libre de pecado que tire la primera piedra».

 

5. El/La habitante del ex-nido

Llámese familia, roomate o ex, no hay forma de que puedas vivir en paz en tu nuevo espacio estando peleado con ellos.  Más allá de evitarlo por cuestiones personales, tienen el poder de tu correspondencia los primeros meses y de las cosas que por alguna razón no pudiste llevar ese día en el camión de la mudanza.

 

 

Related Posts

Comments are closed.