e

5 manifestaciones del Síndrome post-vacación

by • 21 abril, 2014 • DRAMARAMA, TOP 5Comentarios desactivados en 5 manifestaciones del Síndrome post-vacación2772

 

No lo podemos esconder, vivimos para las vacaciones…  Sin embargo, después de un receso de 4 días nos queda un sentimiento muy parecido a la resaca contra el que tenemos que luchar el día que reiniciamos nuestras labores.

 

«Mañana» NO fue domingo

Llevas 3 días de romance con la vida gritando a los cuatro vientos desde el Jueves: “siento que mañana es domingo y apenas es…”, hasta que el domingo llegó y trajo con él al lunes.   El síndrome post-puente es algo que todos sufrimos, los que salieron de vacaciones y los que se quedaron lo padecemos exactamente igual (y jurábamos que este lunes iba a tardar mucho más tiempo en llegar).

 

Lista de pendientes llena de pendientes

En estas vacaciones tenías pensado hacer mil cosas como:  ejercicio, el super de la quincena, comer con la familia, buscar el vestido/zapatos/regalo para la boda del próximo fin de semana, desayunar con Juana, comer con Chana y cenar con Perengana (y compañía), tener un maratón de X serie, hacer el back up de tu computadora, cortarte el pelo y si tenías tiempo, quizá poner un poco de orden al cajón de tu buró.

Una cosa llevó a la otra y si lograste cumplir con 3 de los mil pendientes que tenías te debes sentir satisfecho.  Seguramente cumpliste con: amigos y el maratón de la serie (que acabaste el sábado por la noche y pudiste empezar la siguiente temporada), porque estabas reponiéndote del fiestón interminable del día anterior.

 

Tolerancia cero

Estos días te sirvieron para desconectarte un rato de todo y no pensar en la rutina diaria.  Llegaste con una actitud muy zen a la oficina para encontrar (al menos) 18 mails que se dividen de la siguiente manera:

  • 8 de SPAM
  • 4 del Jefe (que no descansa jamás) pidiéndote cosas para antes del Lunes a medio día
  • 6 de los tetos que trabajaron en vacaciones y que (gordos!) esperaban que les contestaras de inmediato

 

Panza inflada

Pues sí, quien esté libre de carbohidrato en exceso durante el puente que tire la primera piedra.

Tu ropa te queda un poquito más apretada porque seguramente estás hinchado por la “basura” que comiste y bebiste estos días.   Tu organismo resiente cuando rompes la rutina (aunque sean tres o cuatro días),  porque además, no es como que comimos un “alguito” de más como cualquier fin de semana, nos dedicamos a la tragadera de pizzas, hamburguesas, tortas, tacos, etc…

Trata de comer lo más sano posible esta semana, una gran manera de comenzar es haciendo #MeatlessMonday

 

Cansancio

4 días no son suficientes (ni 10, ni 30), vivimos cansados.  Para las 12 del día del lunes es muy probable que ya estés otra vez cansado y del peor humor, no te desesperes!  Es rezago del cansancio (y la poca tolerancia) acumulado del año y está en tu mente más allá de tu cuerpo (a menos que hayas tenido un exhaustivo puente).

Nada que un cafecito o un té negro y un poquito de ganas no resuelvan.  Procura terminar temprano tus pendientes así logras salir antes a “descansar” a casa.

 

 

Related Posts

Comments are closed.