e

Sustitutos de alimentos regulares

by • 23 junio, 2014 • COMIDA CASERA, SALUD, TOP 5Comentarios desactivados en Sustitutos de alimentos regulares3766

 

Cuando pensamos en una alimentación sana y balanceada, sabemos que tendremos que sacrificar algunos alimentos que, seguramente, consumimos con regularidad y que en el fondo, sabemos que no son del todo saludables.

Desafortunadamente, hoy en día la comida no tiene la misma calidad de antes y muchas de las cosas que normalmente ingerimos, tienen un nulo aporte nutricional; lo que significa que estamos dándole al cuerpo calorías vacías que se convierten en azúcar para posteriormente ser grasa en el cuerpo.

El cuerpo es la máquina más perfecta que existe, si alguna vez lo has dudado, piensa esto: el corazón jamás se ha saltado ni un solo latido ni los pulmones han olvidado respirar. Cuando hay alguna falla, la gran mayoría de las veces ha sido causada por nosotros, por no tener buenos hábitos y por no saber escuchar al cuerpo cuando manda una alerta de que algo no está funcionando bien.

Para evitar esto, hay que empezar por sustituir lo que regularmente comemos por alimentos de calidad, estas son algunas ideas para empezar:

 

ARROZ BLANCO: El aporte nutricional del arroz blanco es nulo, digamos que solamente es un carbohidrato simple que no nos beneficia en absolutamente nada. Para sustituirlo, la mejor opción es la quinoa, superalimento, una semilla que es sumamente proteica y que tiene un valor energético increíble.   Otra opción es el arroz integral, pero éste de preferencia tiene que ser orgánico para corroborar que realmente sea natural y no haya pasado por ningún proceso de refinamiento.

 

CEREAL DE CAJA: Aunque sea el cereal más (aparentemente) saludable del planeta, te tengo malas noticias. Los cereales de cajita son veneno puro porque desafortunadamente, lo que menos tienen son granos y fibra natural. Si dicen “enriquecido con vitaminas…” es peor, porque eso quiere decir que no son otra cosa más que fórmulas de laboratorio procesadas en fábricas, lo cual significa un aporte nutricional nulo.   La mejor forma de sustituir el cereal de la mañana, es cambiarlo por un buen plato de avena integral con leche de almendras o coco o por quinoa inflada que se puede tomar también como cereal con leche.

 

TORTILLAS: Las tortillas de harina hay que erradicarlas por completo de la dieta por su gran aporte calórico al estar hechas con harina de trigo y manteca. Las tortillas de maíz no son del todo dañinas para el organismo, sin embargo, por la mala calidad del maíz hoy en día, no son tan nutritivas como solían ser. Mientras menos “naturales” sean éstas, menos nutrientes tendrán.   Una gran opción son las tortillas de granos y germinados “EZEQUIEL”, las cuales se consiguen en las tiendas orgánicas y se conservan en el congelador, lo que las hace perecederas.

 

LÁCTEOS: Hay muchas teorías que se contradicen con respecto a los lácteos. Hay quienes dicen que el ser humano no está diseñado para digerirlos y otros que opinan que, de acuerdo a la cadena alimenticia, podemos comerlos sin problemas. Lo que es un hecho es que los lácteos son foco para muchas alergias y enfermedades respiratorias, varios estudios revelan que quienes los han suspendido de su dieta, son menos propensos a enfermedades respiratorias y cardiovasculares.   Una increíble forma de sustituir los lácteos es con las leches orgánicas de coco y almendras que actualmente venden en la mayoría de los supermercados. En cuanto a quesos, aunque no lo creas, se pueden hacer quesos con nueces, ya sea con almendras o de nuez de la india.

 

JUGOS DE FRUTAS: La tendencia actual es “haz jugo tus vegetales, come tus frutas”, los jugos de frutas no son recomendables para el organismo porque tienen demasiada azúcar. Si bien es fructuosa y es infinitamente mejor que el azúcar refinada, no deja de ser dañina para nosotros pues le estamos dando al cuerpo más de lo que puede digerir y ese es el principio de todos los problemas.   Olvídate del jugo de naranja y toronja de la mañana, borra de tu dieta los jugos envasados (que son aún peores pues tienen azúcar añadida). La recomendación es elegir una pieza de tu fruta favorita (manzana, durazno, mango, naranja, ¼ piña, ¼ melón, etc…) y combinarla con vegetales para poder equilibrar el azúcar y poder obtener los beneficios de una alimentación intracelular.

 

 

Related Posts

Comments are closed.