e

Qué tipo de aceite debes comprar para cocinar

by • 11 marzo, 2014 • COMIDA CASERA, TOP 5Comentarios desactivados en Qué tipo de aceite debes comprar para cocinar24605

 

¿Sabes por qué compras el aceite que usas para cocinar? ¿Es por el precio? ¿Es el que compraban en casa de tus papás? ¿Es el que te recomendó el hada madrina del hogar? ¿Es el que te convenció el profesor de yoga que sale en la tele comprar porque parece ser más sano?

La realidad es que muy pocos de nosotros sabemos realmente sobre aceites y nuestra elección de compra es bajo cualquiera de estas premisas.

De acuedo a la Profeco, antes de comprar un aceite de cocina, hay que tomar en cuenta lo siguiente:

• Varias marcas incluyen tabla nutrimental en la que se señala la cantidad de ácidos grasos saturados, monoinsaturados y poliinsaturados que contiene el producto

• Observa que el envase esté bien tapado y que el sello no haya sido violado

• Ten en cuenta que cada tipo de aceite tiene las características que le confiere la semilla de la que se extrae, elige de acuerdo con tu gusto o necesidad

• La etiqueta no debe incluir leyendas o imágenes que hagan suponer al consumidor que el producto puede aliviar o prevenir enfermedades

• El aceite pierde calidad cada vez que se utiliza; la reutilización excesiva puede generar compuestos tóxicos

• Por su naturaleza, los aceites vegetales no contienen colesterol, por lo que ninguna etiqueta que indique lo anterior significa que se trata de una propiedad específica de la marca

• El aceite debe conservarse siempre bien tapado; la exposición al aire y a la humedad pueden provocar su deterioro

Hoy te vamos a explicar un poco más sobre aceites así puedes tener las herramientas para elegir qué aceite va mejor con tu dieta y estilo de vida.

Los aceites vegetales comestibles son muy importantes para mantener el equilibrio de los lípidos, colesterol y lipoproteínas que circulan en la sangre ya que tienen una función vital en nuestro organismo. Proporcionan vitaminas A, D, E y K y aceites esenciales que nuestro organismo no puede producir; y además, tienen la capacidad de resaltar muchas de las características sensoriales de los alimentos, como el sabor, el aroma y la textura.

 

Aceite de oliva: extraído de las aceitunas, es de los más saludables y se distingue por su sabor fuerte. La mayor proporción de sus grasas son ácidos grasos monoinsaturados que resisten bien el calor, son ideales para freír y aliñar ensaladas.

 

Aceite de girasol: es rico en vitamina E con poder antioxidante, su mayor proporción de grasa son ácidos grasos poliinsaturados. Contiene ácido linoleico en mayor cantidad que los otros aceites.

Es uno de los aceites más maleables para cocinar cualquier tipo de comida por su suave sabor.

 

Aceite de maíz: tiene un nivel relativamente bajo de ácidos grasos saturados y contiene vitamina E en mayor cantidad que cualquiera de los otros aceites.  Normalmente este es el aceite más barato por lo que es común que sea con el que cocinan las frituras.

 

Aceite de canola: La canola ayuda a reducir el ácido úrico gracias a su alto contenido en Omega 3 (que también ayuda a reducir enfermedades del corazón).   El sabor ligero del aceite de canola (al igual que el de girasol) hacen que sea bueno para cocinar o para aliñar ensaladas.

 

Aceite vegetal:  Normalmente los aceites vegetales son mezclas (principalmente de granos de soya), lo cual es una dualidad ya que el aceite de soya tiene un alto índice de grasas monosaturadas, además de importantes porciones de grasas saturadas.   Si tienes la duda, elige aceites que no sean una mezcla de varios granos o vegetales.    El aceite vegetal se usa principalmente para la repostería.

 

Aceite de coco:  Sin duda alguna, es el ganador!    Su sabor es muy fuerte, por lo que se debe usar con alimentos cuyo sabor sea amigable para el paladar al combinarlo con coco, por su textura también puede usarse en vez de mantequilla.

 

 

Related Posts

Comments are closed.