e
EV004231_F

Razones por las que no descansas cuando duermes

by • 6 noviembre, 2014 • AUNQUE USTED NO LO LEA, TOP 5Comments Off2108

En posts anteriores, les dimos tips para dormir mejor, incluso les contamos qué alimentos pueden ayudar a lograrlo y por último: por qué no es bueno dormir pegado al celular. Peeeero ¿sabes las razones por las que te acuestas a dormir todas las noches –y aún así– al día siguiente sigues cansado? Lo más común se atribuye al exceso de estrés, ansiedad o tensión.

A continuación te decimos más razones por las que probablemente no estás descansando del todo bien.

Sentirse solo
En el 2002 se evaluó la calidad de descanso de 95 adultos de Dakota del Sur, que rebeló que aquellos que se sentían solos, padecían de sueño fragmentado. Sentirse acompañado siempre brinda una confortante sensación de seguridad.

Altura
El Doctor Decker, portavoz de la American Academy of Sleep Medicine, apuntó que cuando se está en una ciudad o sitio muy alto, el aire se vuelve más fino, lo que provoca que respiremos de forma irregular y nuestro sueño se interrumpa y sea perturbador.

Mascotas
En el 2002 en un estudio de la Clínica Mayo, 21% de los entrevistados dijo que sus perros roncaban mientras dormían. 53% comentó que su sueño era interrumpido por sus mascotas en las noches. Sabemos que quieren mucho a sus mascotas pero, ¿si estos roncan como pretenden tener un sueño reparador?

Trabajo/turno nocturno
¿Velador?, ¿Trailero? ¿Trabajas cubriendo algún medio en el turno nocturno? Lamentamos decirte que por más que quieras recuperar el sueño durante el día, no lo lograrás del todo. El cuerpo es MUY sensible a la luz, y lo que conocemos como “reloj interno” se ajusta sólo al descanso de noche. Si es tu caso, te recomendamos usar un antifaz para dormir.

Temperatura
La temperatura con la que duermes es fundamental para descansar bien. El Doctor Decker, portavoz de la American Academy of Sleep Medicine, explica que la temperatura corporal está estrechamente ligada a los cambios que tiene el cuerpo para prepararse para dormir. Un vasito de leche tibia antes de dormir (o un té), no es mala idea.

A continuación otras razones por las que puede que no estés descansando bien:

•    Cama incómoda, tu colchón ya no sirve (¿te levantas con dolor de espalda todos los días?)
•    Una rutina irregular de sueño (no te duermes y te levantas a una misma hora determinada)
•    Tu pareja tiene un patrón de sueño diferente del tuyo
•    No haces ejercicio suficiente
•    Cenas mucho, y muy tarde
•    Te acuestas con hambre y te despiertas muy temprano por lo mismo
•    Mucho consumo de tabaco, alcohol y bebidas con cafeína, (té y café)
•    Enfermedades, dolor o fiebre.

¿Te identificaste con alguna de estas posibles causas?

Related Posts