e
moving-vintage-car

5 básicos a considerar antes de mudarte

by • 10 febrero, 2015 • ARMAS DE CASA, TOP 5 comentarios3339

 

1. Estacionamiento y cuota de mantenimiento

Para algunos no resulta tan básico, pero lo es.  Muchas veces nos vamos con la finta de que la renta es mucho más baja a comparación de otras y esto  resulta ser porque el edificio no tiene estacionamiento.

Si no tienes coche puede que esto no sea muy relevante para ti, pero si tienes, piénsalo dos veces.  Revisa cuáles son las pensiones que están cerca del lugar, cuánto cuestan y si son 24 horas. El costo aproximado de una pensión promedio  mensual es de $1,200 a $1,500 aproximadamente, contempla esto dentro del gasto de la renta.

El mantenimiento también se debe considerar en los gastos mensuales, no está de más preguntar cuánto ha subido el mantenimiento en los últimos 2 años para que tu bolsillo esté preparado por si hay un incremento para el año entrante.

2. Expensas pagadas

Es importantísimo que pidas los recibos pagados al día de todos los servicios para evitar inconvenientes.  Muchas veces los inquilinos pasados se van y se llevan sus contratos de teléfono, luz y gas, cuando esto sucede significa que vas a tener que dar de alta los servicios a tu nombre y gestionar tu propio trámite.  Es engorroso pero lo tienes que hacer, el problema es que si hay un adeudo, aunque esté a nombre de otra persona no te dejarán hacerlo.

3. Tráfico y mercados ambulantes en la zona

Esta medida es muy extrema pero si la tomas, vas a tener mucho más claro el panorama de tu nueva colonia.  Normalmente visitamos los departamentos a rentar en fin de semana y difícilmente hay tráfico alrededor, por eso es muy importante conocer la zona en las horas y días que normalmente circulas.  Si a la mañana la salida es complicada porque hay un colegio cerca o se pone un tianguis desde las 5 am afuera de tu casa, cambiará drásticamente tu percepción del nuevo lugar en el que vives.

4. Tendedero de ropa

Puedes conformarte a primera vista con un micro cuarto de lavado en donde a duras penas quepa la lavadora (si es que tienes) y no te importe mucho esto, sin embargo cuando veas que necesitas usar tu casa como tendedero viviente porque no hay en donde colgar la ropa lavada te vas a querer volver loco.

Evita tener la ropa colgada de un tendedero improvisado dentro de tu regadera y checa qué espacios tiene el departamento para tender ropa.

5. Inquilinos pasados

No toda la gente cree en “energías y vibras”, pero de todas maneras es importante saber por qué se fueron los inquilinos pasados del departamento.  Estamos de acuerdo que no es lo mismo si las personas que habitaban ahí se fueron porque entraron a robar a porque tuvieron otro hijo y les quedaba chico el lugar.

Difícilmente el arrendador va a decírtelo si es una situación fuera de lo normal, pero no pierdes nada con preguntar al vigilante o a algún vecino que te cruces.

 

 

 

Related Posts