e

Cómo quitar las manchas de sangre

by • 15 septiembre, 2014 • ARMAS DE CASA, TOP 5Comments (54)4164

 

La sangre es una de las cosas que más trabajo toma desmanchar. El tipo y color de la mancha evoluciona dependiendo del tiempo que tardes en quitarla.

Mientras más rápido se detecte y más fresca esté, más fácil será removerla. Se recomienda que sea con agua fría, el agua tibia o caliente fija aún más la sangre sobre los textiles.

Cómo quitar manchas de sangre sobre superficies que no se pueden meter a la lavadora

  1. Rocía la mancha con espuma para «limpiar alfombras». No importa si es un colchón, sillón u otra cosa.
  2. Con una toalla seca (de preferencia blanca para ver si la mancha se está absorbiendo), presiona sobre la mancha sin moverla. No restriegues la espuma, únicamente aprieta un poco.
  3. Continúa haciendo lo mismo conforme la toalla se vaya impregnando de la mancha de sangre para absorber la mayor humedad posible. Poco a poco la mancha desaparecerá.
  4. Una vez que la mancha desapareció –si se puede– pon a secar al sol el área que se limpió. Si no se puede, deja que seque completamente por si misma
  5. Si aparece una mancha café una vez que el área limpia esté seca, mezcla vinagre blanco con agua (una medida de vinagre por dos de agua, dependiendo de la cantidad que necesites.  Si es un área pequeña puedes medirlo con una cuchara).  Aplica una pasada de esta solución con un trapo una sola vez, la mancha habrá desaparecido.

Sobre prendas que se sí puedes meter a la lavadora

Con sal: humedece la mancha con agua fría y frótala con sal de grano contra la misma tela. Lávala como normalmente lo haces y la mancha desaparecerá.

Con agua oxigenada: humedece por completo la mancha con agua oxigenada y repásala varias veces con un cepillo viejo de dientes o de ropa. Deja reposar 15 minutos y enjuaga con agua fría.  Ten cuidado de no dejarla más tiempo porque la prenda podría sufrir estragos como decoloración o a veces hoyos.

Con pasta de dientes:  frota varias veces la mancha con pasta de dientes y agua fría. Enjuaga hasta que la mancha haya desaparecido y lava normalmente.

Con polvo ablandador de carnes: sumerge la prenda en un recipiente pequeño con agua fría, agrega una cucharada de polvo ablandador de carne y deja reposar todo un día. Frota la prenda 4 o 5 veces durante ese día para que la mancha vaya cediendo.  Al otro día enjuágala con agua fría y lava normalmente en lavadora.

* El polvo ablandador de carnes ayuda a suavizar la carne a través de un proceso enzimático: mismo que servirá para disolver la sangre.

 

 

Related Posts

Comments are closed.