e
tabla de madera para picar copia

5 lugares favoritos de las bacterias en tu casa

by • 16 junio, 2014 • ARMAS DE CASA, TOP 5Comentarios desactivados7746

 

Las bacterias son enemigos silenciosos que pueden provocar enfermedades terribles si no se combaten, estos son 5 lugares en los que les encanta esconderse en tu casa.

 

Tablitas para picar de madera

Si lo piensas bien, te hace sentido.  En las tablitas de madera cortas desde carne y pollo crudos hasta papaya, pasando por jitomates, apios, lechuga, etc…   Al lavarlas, la madera se humedece y por lo tanto, es propensa a crear bacterias que inmediatamente quedarán impregnadas en el próximo alimento que cortes ahí.  Para evitarlo, pasa un trapo con cloro y espolvorea bicarbonato de sodio (déjalo reposar un par de horas), cada dos semanas.

 

Esponjas

Ya hemos hablado anteriormente del peligro que representan las esponjas en la casa, para aprender sobre ellas y cómo desinfectarlas, haz click aquí!

 

Llaves del fregadero de la cocina

Al estar cocinando, es muy común que abramos las llaves del fregadero de la cocina para enjuagarnos las manos, sin embargo, no pensamos en que  las estamos llenando de bacterias de comida cruda (sobretodo pollo, carne y pescado).  Para evitar desastres, lava diariamente las llaves de tu fregadero con jabón anti-bacterial.

 

Cepillos de dientes

Nuestra boca no es precisamente un lugar limpio, el trabajo del cepillo de dientes es “barrerlos” para remover los gérmenes y bacterias que viven en ella.  Entonces, ¿a dónde se van todos esos gérmenes?  Desafortunadamente se quedan en el cepillo y se multiplican cuando no se enjuaga correctamente y queda húmedo.  Para evitarlo, lava bien tu cepillo de dientes después de usarlo y escúrrelo de manera que las cerdas queden lo menos mojadas posible.

 

Toallas

No porque no se “ensucien” como la ropa significa que pueden lavarse con menos frecuencia, al contrario, las toallas se deben lavar una vez por semana con agua caliente.  Esto es por dos razones principalmente, la primera es porque cada vez que secamos nuestro cuerpo o manos con ellas, se desprenden partículas diminutas de piel que  se quedan impregnadas y se convierten en bacterias ; la segunda es porque al estar (la mayoría) en el baño, se pueden formar pequeños hongos en los tejidos a causa de la constante humedad a la que están sometidas.

 

 

Related Posts