e

10 cosas que no debes refrigerar

by • 13 junio, 2014 • ARMAS DE CASA, COMIDA CASERA, TOP 5Comentarios desactivados en 10 cosas que no debes refrigerar22178

 

La reacción natural es meter todo al refrigerador para que se «conserve» mejor, sin embargo, el refri resulta no ser la mejor opción para algunas cosas que se conservan mucho mejor a la intemperie.

 

Papas

Las papas guardadas en el refrigerador pierden mucho sabor, deben estar a temperatura ambiente en una bolsa de plástico.  De esta manera podrán conservarse en buen estado hasta por 3 o 4 semanas.

 

Ajo

Aunque no lo creas, si guardas ajo en el refrigerador puede «arrugarse» y desprender un olor asqueroso en menos de una semana.  Si lo conservas a temperatura ambiente puede durar hasta 2 meses en perfecto estado.

 

Cebollas

Las cebollas deben estar a temperatura ambiente apartadas de todo en una bolsa de plástico ya que su cáscara puede oxidar otros alimentos y hacer que se descompongan más rápido de lo normal.   El peor enemigo de las cebollas son las papas, hay que mantenerlas separadas.

 

Jitomates

Los jitomates corren el peligro de hacerse chiclosos en el refrigerador,  hay que guardarlos en bolsas de papel o plástico a la intemperie para que duren más tiempo.  Si te sobró un pedazo de jitomate de alguna ensalada o salsa, inevitablemente lo vas a tener que refrigerar y procurar consumir antes de que pasen 3 días.

 

Granos de café

Los granos de café son muy delicados, quizá no seas un barista profesional y no te importe mucho el sabor del café de grano, sin embargo, notarás una importante diferencia si lo conservas fuera del refrigerador en una bolsa o bote sellado.

 

Calabazas

Las calabazas de cáscara dura nunca deben refrigerarse, ya que el frío hará que se forme moho interno.  A temperatura ambiente pueden aguantar más de un mes en perfecto estado.

 

Pan de caja

Mucha gente mete el pan de caja al refrigerador esperando que se conserve mejor, sin embargo, el frío hace que se seque mucho más rápido.  Si no consumes pan de caja regularmente, separa unas cuantas rebanadas y congela el resto (lo podrás descongelar automáticamente con la tostadora cada vez que se te antoje).

 

Salsas picantes

No te preocupes, el chile es lo suficientemente fuerte como para conservarse a temperatura ambiente.  No vale la pena que lo refrigeres ya que perderá sabor y consistencia.   Por el contrario, si hiciste una salsa que te quedó muy picante, congélala un par de días  y después descongélala para que puedas comerla tranquilamente sin la amenaza de una gastritis.

 

Esmalte de uñas

Sí, hay gente que lo guarda en el refrigerador por el viejo truco de que va a «secar más rápido» cuando lo apliques. Error garrafal! El frío lo que hará es que la consistencia se haga más ligera y por lo tanto, dure menos tiempo en tus uñas.   El esmalte debe de guardarse en un lugar cerrado en donde no le dé el sol y haya una temperatura moderada.

 

Pilas

Jamás!  Nunca debes guardar pilas en un refrigerador, al igual que el esmalte, es un mito que duran más tiempo si las conservas en bajas temperaturas.

 

 

Related Posts

Comments are closed.